¿Es ciberseguro tu vehículo? Hablamos con la CEO de Eurocybcar

408

La ciberseguridad en los vehículos es un área que aún no cuenta con la atención que merece. “Un coche es un ordenador con ruedas” y esto implica que puede ser hackeado. En Eurocybcar tratan de hacer visible ésta problemática

La ciberseguridad es un ámbito que cada vez es más importante en el día a día de la sociedad. Tanto en compañías como a nivel personal se buscan que exista una protección de datos que genere seguridad, pero aún quedan algunas áreas sobre las que ésta ciberseguridad no ha entrado en juego: los vehículos, explican en Eurocybcar.

La innovación y avance en los transportes ha traído consigo coches donde la tecnología es básica. Desde el uso de los altavoces, abrir con un mando o el airbag son ya sistemas asentados, y que son solo opciones básicas de los sistemas que utilizan los coches que cada vez son más tecnológicos y autónomos.

No obstante, en todo este proceso hay un área que no se ha tenido en cuenta: la ciberseguridad. Un problema que detectaron en Eurocybcar y sobre el que trabajan.

“Un coche es un ordenador con ruedas”, denuncia la CEO de Eurocybcar

Eurocybcar se encarga de analizar la ciberseguridad de los automóviles. Se trata del primer test en Europa que realiza esta gestión. Esta empresa, afincada en Vitoria, también tiene como propósito concienciar a la gente de la necesidad de viajar en coches conectados que tengan un nivel mínimo de ciberseguridad que proteja a los usuarios del vehículo y sus datos privados.

Azucena Hernández, CEO de Eurocybcar y periodista, formó parte del 1º Encuentro de Delegados de Protección de Datos. Un acto en el que aprovechó para hablar sobre la ciberseguridad en los vehículos, y resaltar la necesidad de que la protección de datos también llegue a los automóviles.

Ciberataques en automóviles

Wifi, Bluetooth o airbag son sistemas que ya forman parte de casi todos los vehículos que salen al mercado. Estos aportan beneficios para los usuarios pero también suponen un condicionante negativo respecto a la ciberseguridad de los automóviles. En sí, estos dispositivos son vías de fácil acceso para los hacker.

Que los profesionales del hackeo pueden acceder a los sistemas informáticos con cierta facilidad, es una realidad ya conocida. Los coches, al fin y al cabo, también cuentan con estos mecanismos que hacen que puedan ser hackeados.

De hecho, existen noticias de que estos hechos han ocurrido en los últimos años. Desde manejar un coche, conocer la ubicación de un vehículo o abrirlo sin contar con la llave son solo algunos ejemplos. “Además de estar en juego nuestros datos también lo están las vidas”, explicaba Azucena Hernández, ya que poder controlar un automóvil ajeno puede causar accidentes o provocar situaciones de riesgo para las personas.

Ante esta solución es necesario que se creen sistemas de protección en los vehículos. De tal forma que los cortafuegos internos impidan que se pueda acceder al sistema operativo de los coches, al igual que ya ocurre con los sistemas de protección en ordenadores y otros dispositivos.