Claves para ser mejor líder
Claves para ser mejor líder

Ser mejor líder depende de ser capaz de desarrollar una habilidad complementaria que aporte valor a alguna de tus principales fortalezas. Universia nos trae las claves para aprende cómo hacerlo:

1. Identificar las fortalezas que te caracterizan

Una de las tareas más efectivas para conocerlas es pedir a tus amigos, subordinados y jefes directos que califiquen tus habilidades de liderazgo en una evaluación de 360º. Una vez dispongas de esta información, podrás confeccionar una tabla con tus principales competencias y dar comienzo a la segunda etapa.

2. Decidir en qué fortaleza centrar tu atención

Con el listado de fortalezas en mano, tendrás que decidir en cuál de ellas centrarás tu atención. Como explican los especialistas el secreto para esta instancia es optar por una competencia que al mismo tiempo aporte valor para la empresa, y que despierte en ti cierta pasión e interés. Las siguientes preguntas pueden serte de mucha utilidad para hacer la elección:

  • ¿Tengo maneras de mejorar esta habilidad?
  • ¿Encuentro nuevas formas de emplearla?
  • ¿Tengo oportunidades en las que aplicar esta fortaleza?
  • ¿Me interesa dedicar tiempo a mejorarla?
  • ¿Realmente me genera entusiasmo trabajar esta habilidad?

3. Elegir la habilidad complementaria a trabajar

Al igual que en el paso dos, la habilidad complementaria que decidas trabajar debe ser de utilidad a tu empresa y también ser de tu interés. En esta instancia puede ser sumamente útil optar por alguna de las competencias que menos puntuación obtuvieron en la evaluación de 360º. De esta forma podrás sumar a tu fortaleza, pero también trabajar en el desarrollo de una habilidad en la que tienes dificultades.

4. Trabajar para desarrollar la habilidad elegida

Con toda la información en tus manos estarás listo para comenzar a trabajar en el desarrollo de la habilidad elegida. ¿Cómo hacerlo? La clave está en buscar y generar todas las oportunidades que te sean posible para poner en práctica esta competencia, corregir los errores, hallar formas de mejorarla, etc. De hacerlo de manera correcta en no más de 60 días las mejoras comenzarán a evidenciarse potenciando tu modalidad de liderazgo.