Coordinador de parentalidad, ¿qué es y cómo actúa?

85
El coordinador de parentalidad actúa en divorcios de parejas con hijos menores

El coordinador de parentalidad es un experto en resolución de conflictos familiares que interviene por orden del juez en los divorcios cuando hay menores de por medio

El coordinador de parentalidad actúa en la resolución de conflictos familiares por orden de un juez. Su trabajo se centra en los hijos de la pareja que está en proceso de separación. El profesional asiste a los progenitores en casos de alta conflictividad y les ayuda a la hora de resolver disputas, les educa de acuerdo a las necesidades de sus hijos y toma decisiones relacionadas con la resolución judicial.

El coordinador de parentalidad tiene que tener conocimientos sobre la mediación, pero su función va un grado más allá que la del mediador. Como base, el coordinador de parentalidad es de obligado cumplimiento y viene determinado por un juez. El coordinador tiene que velar por el cumplimiento de las sentencias judiciales sobre custodia y régimen de visitas, mientras que el mediador se limita a revisar el cumplimiento del acuerdo.

La especialización en los coordinadores de parentalidad en temas de derecho procesal familiar, psicología e intervención social tiene que ser mayor. Además, tiene potestad para acercarse al entorno del menor más allá de su familia extensa, en caso de que fuera necesario. En la mediación, el número de sesiones está comprendido entre 8 y 10 normalmente, mientras que en la coordinación de parentalidad la duración mínima es de tres meses, aunque se puede ampliar hasta tres meses más.

El coordinador de parentalidad ayuda a los progenitores a cumplir un Plan de Parentalidad. Es decir, un plan en el que estén previstos todos los aspectos relacionados con el cuidado de los hijos que tienen en común, pero diseñado por ellos mismos y que tenga una coherencia entre las dos partes.

Primera sentencia en España

La primera resolución que incluyó al coordinador de parentalidad la dictó el magistrado José Pascual Ortuño en Cataluña el 26 de febrero de 2015. El divorcio correspondiente a esta separación comenzó por una adicción del padre al alcohol y las drogas.

Debido al alto nivel de conflictividad de los hijos con el padre, el juez consideró que el régimen de visitas pactado no se podía cumplir directamente, sino que había que normalizar la relación primero. Ahí entró en juego la figura del coordinador de parentalidad para el control y seguimiento de la relación.

El coordinador de parentalidad es una profesión en auge

Esta sentencia se convirtió en la primera de toda España y sirvió como precedente para que la figura se diera a conocer más y fuera más usada. Hoy en día la figura es cada vez más conocida en España y cada vez más, los jueces requieren de su utilización. Es un trabajo en auge para el que se precisa una formación específica y multidisciplinar.

Epostgrado ofrece un curso de Experto en Coordinador de Parentalidad de manera online y con clases en streaming. La formación cuenta con 300 horas y está dirigido a abogados, psicólogos, educadores y trabajadores sociales, y a profesionales que trabajan en la resolución alternativa de conflictos.